Secretos para que la rutina no afecte el matrimonio

Si tienes más de cinco años de casada, seguramente cuando hablo de rutina, sabes a qué me refiero; pues bien, lo primero que tenemos que hacer es abrir nuestra mente y entender que aunque estemos enamorados, muchas veces el trabajo y las ocupaciones del hogar, van cambiando eso sin darnos cuenta.

Ver más: 4 maneras de demostrar que tu pareja te importa

¿Te ha pasado alguna vez que quieres compartir con él y resulta que está pendiente del celular?, ese es uno de los motivos de que algunas parejas tengas fuertes discusiones, que pueden volverse frecuentes y aunque no lo creas, conducen al divorcio.

El ser humano en sí cuando se enamora y decide casarse, vive como en etapas. El primer año seguramente es de mucha pasión, entrega; a partir del tercero han adquirido más compromisos y probablemente ya no haya tiempo para hacer el amor todos los días, sino por semana; al quinto año sientes que todo es rutina, le haces saber tu insatisfacción y él se molesta, lo mal interpreta y cree que estás pensando sólo en sus defectos, pero no es así, en este punto es que tienes que sentarte a conversar.

Hoy te diré los secretos para renovar la relación con tú esposo. Lo primordial es la comunicación, sin eso no hay futuro en un matrimonio, así de sencillo; lo otro es que debes hacerle entender a tu esposo que los quehaceres del hogar no sólo te corresponden a tí, eso era en el tiempo de antes, pero ahora, si no tienes a una persona que te ayuda con eso, quiere decir que ambos deben apoyarse, tú trapeas, él friega los platos sucios, tú cocinas, él lava y así.

Otra cosa muy importante es que si todos los días llegas del trabajo y tienes que hacer almuerzo para no gastar, no te estreses por eso y tampoco te quedes callada si quieres que él te ayude aunque sea a fregar los platos, allí estarías cometiendo un grave error, te molestas y el resultado, te vas a la cama a dormir, ignorándolo por completo y no aprovechando una rica noche haciendo el amor.

Si esta rutina te cansa, traten de variar, no cocines todos los días, ya que seguramente algunos llegarán muy agotados de una larga jornada laboral. Otro punto es los fines de semana, si te encargas de la limpieza del hogar los sábados, trata de no agotarte demasiado para que en la tarde, puedan salir a compartir juntos, comerse un helado, ir de compras, etc.

Y por último, hay un error en que caemos la mayoría, no nos ejercitamos, si pones en práctica todos estos consejos y comienzas a hacer ejercicios con tu esposo, por ejemplo, en el Parque Omar (sin necesidad de pagar un gimnasio), notarás el cambio, su relación mejorará, volverán a sentir lo mismo que sintieron en el primer año de matrimonio y así le ganarán a la rutina. No permitamos jamás que la rutina nos gane.

¿Qué te pareció?, ¿genial verdad?, haz este cambio en tu relación y luego me cuentas. ¡Bendiciones!.

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Marilyn Cejas

¿Cuándo sí y cuándo no usar el aceite facial?

Hoy en día el aceite facial están marcando tendencia en el cuidado...
Leer más