Inventos que han ayudado a las mujeres a ejercer sus derechos

Women Girl Power Feminism Equal Opportunity Concept

ONU Mujeres buscó cinco inventos que garantizan la libertad de las mujeres y el ejercicio de sus derechos a nivel global.

Ver más: Tres inventos increíbles para cuidar tus tacones

El bidón-rodillo para el transporte de agua
Alrededor del 30% de la piblación mundial no tiene acceso a agua potable. Por esa razón en muchos lugares se recorren muchos kilómetros para obtenerlas, especialmente mujeres y niñas que son las encargadas de la tarea. “En un intento por reducir la exigencia física y el tiempo que implica recoger agua en las difíciles condiciones rurales, dos sudafricanos inventaron, a principios de los noventa, el bidón rodante, hoy comúnmente denominado bidón-rodillo para el transporte de agua. Este bidón —un tambor con forma de tonel que rueda sobre el suelo— puede transportar hasta cinco veces más agua que un solo balde. Hasta la fecha, el invento ha cambiado las vidas de medio millón de personas en más de 20 países”, explicó ONU Mujeres.

La bicicleta
Históricamente las bicicletas han sido un símbolo de feminismo, ya que permitieron que las mujeres circularan libremente por primera vez. “Si bien la bicicleta no fue pensada para las mujeres, irónicamente, les brindó autonomía: en la época, gracias a las bicicletas, las mujeres pudieron circular libremente sin tener que depender de acompañantes, carruajes o caballos en algunas regiones del mundo. Por supuesto, esta libertad conferida encontró una reacción: se advirtió que las mujeres que montaban en bicicletas eran “inmorales”, y los médicos llegaron a decir que podrían sufrir un terrible mal denominado “cara de bicicleta”, por el que la apariencia y la piel de las mujeres corrían un riesgo especial”, explica ONU Mujeres.

Internet
Internet es el responsable de que existan nuevas oportunidades alborales y de educación para millones de mujeres alrededor del globo. !Gracias a las redes sociales, con los movimientos provocados por #MeToo y #NiUnaMenos, así como por #TimesUp, entre otros, se han logrado exponer las desigualdades de género y la violencia contra las mujeres como nunca antes, y presionar en el funcionariado del ámbito público y privado para generar cambios”, destaca ONU Mujeres. No obstante, advierte sobre la cara negativa de la red: “las desigualdades que existen fuera de línea, como la misoginia, el hostigamiento, el odio, el acoso y la trata, han logrado permear en línea. La desinformación en torno de los derechos de las mujeres amenaza con revertir los derechos conquistados”, explica. Solo el 49% de la población mundial tiene acceso a internet.

Toallas sanitarias
Las toallitas han sido uno de los cambios fundamentales para mejorar la calidad de vida de las mujeres. Sin embargo en algunos países el acceso a estos artículos es aún considerado un lujo. El corto documental “Period end of sentence”, deja claro como no acceder a estos artículos sanitarios afecta la salud y educación de las mujeres. “Muchos países gravan impuestos sobre estos artículos, segmentados incluso como artículos “de lujo”. Más allá del acceso a las toallas sanitarias, los períodos siguen siendo un tema tabú. En algunos países, el estigma y la discriminación en torno a la menstruación impide que las mujeres y niñas puedan acceder a espacios físicos como sus hogares, escuelas, lugares de trabajo o de culto. Si tan sólo existiera un invento que pudiera eliminar la discriminación contra las mujeres”, asegura Onu Mujeres.

Pantalones
“La evolución de los pantalones refleja de manera fascinante cómo la moda, el feminismo y el sexismo están estrechamente relacionados. Pensemos, por ejemplo, en la emblemática heroína de guerra francesa Juana de Arco, conocida por vestirse como un hombre con armadura, guerrera y calzas. Cuando en 1431 los ingleses la quemaron en la hoguera por herejía, ¿cuál fue uno de los mayores cargos contra ella? Llevar ropa de hombre. Varios siglos después, las mujeres se enfrentaron a la oposición por llevar pantalones holgados en el siglo XIX y se las arrestaba por llevar esta prenda a principios del siglo XX”, señala ONU Mujeres. La ropa es una forma de liberación, de poder y de enviar un mensaje. Llevar pantalones fue necesario para el cambio en las relaciones laborales, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial.

Nota de Eme de Mujer Uy

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Lina Gil

Jugos que te ayudarán a mejorar tu presión arterial

Sabor y salud en un mismo vaso ¿qué más se puede pedir?...
Leer más