Incrementa el placer en la intimidad con estas técnicas

Cada miembro es diferente y todos reaccionamos de manera distinta a cada estimulación o práctica sexual. Hay hombres que llegan al orgasmo fácilmente, mientras que otros necesitan cierta cantidad de placer para tener un final feliz.

Ver más: Básicos que nunca le debes hacer al pene

Jugar con sus testículos

Sí, tal vez no ofrezcan el mayor placer del mundo, pero no está mal jugar con sus testículos de vez en cuando, especialmente porque se puede sentir muy bien. Sólo recuerda: tienes que ser súper cuidadosa y gentil, pues son la parte más sensible de su paquete.

Usar tu lengua durante el sexo oral

Si es súper sensible, el uso de tu lengua lo volverá loco. Sin embargo, no es capaz de agregar la suficiente presión (ni constancia) para llevarlo al clímax.

Sus zonas erógenas olvidadas

Besar y morder su cuello y orejas no es lo más excitante, pero son zonas erógenas que puedes explotar. Cada quien es diferente, así que podría sorprenderte su reacción. Y si le dan cosquillas… también puedes aprovechar.

Darse masajes íntimos

Desnúdate, compra un aceite para masajes y prepárate mentalmente para lavar las sábanas al día siguiente. Luego coloca el aceite en su cuerpo… en el tuyo y juega con sus zonas erógenas preferidas. Es parte del juego previo, así que sólo debe darle el placer suficiente para excitarlo completamente.

Usa tus dedos… por todos lados

Es un mero roce de tus dedos en su cadera, pelvis, pene, pezones, muslos. Al final del día no estás colocando presión que estimule bien sus zonas erógenas, pero estás estimulando la piel con terminaciones nerviosas, así que el resultado no es excelente, pero sí notorio.

Jugar con sus pezones

Hay hombres que odian esto. El chiste no es adherir tu boca a sus pezones, sino jugar y coquetear primero con la vista, el tacto y hasta el oído. Adopta un ritmo lento y juega con su cuerpo como si fuera el tuyo.

Nota de Eme de Mujer

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Lina Gil

Recomendaciones para combatir las causas del mal aliento

El mal aliento, medicamente llamado halitosis, puede ser consecuencia de malos hábitos de...
Leer más