Conoce los ejercicios para fortalecer la vagina y aumentar el placer

Si hablamos de placer durante las relaciones íntimas con nuestra pareja, inmediatamente tenemos que pensar en la palabra “relajación”, mientras más relajadas estemos, mejor será la penetración y por ende, generará mayor placer para ambos; hoy te hablaré de una práctica para ejercitar y fortalecer los músculos debajo del útero.

Ver más: Ejercicios para noches multiorgásmicas

Si bien es cierto que la relajación es imprescindible en el sexo, también es importante que los músculos de la vagina no estén debilitados, para así evitar que disminuya la fricción y el disfrute sexual. En la década de los 40, el doctor y ginecólogo, Arnold Kegel, desarrolló una serie de ejercicios que llevan su nombre, enfocados al inicio para tratar la incontinencia urinaria y facilitar las labores de parto; sin embargo, se ha probado su efectividad para quienes desean incrementar su placer sexual.

Pero… ¿cómo comenzar con los ejercicios de Kegel?, para saber dónde se ubica el músculo de la plataforma pélvica, introduce uno de tus dedos limpios en tu vagina y contráela como cuando retienes la orina, si sientes que los músculos te aprietan el dedo, quiere decir que están en buena forma, sino, sigues con la rutina propuesta por Kegel. Sigue estos pasos:

– Haz como si fueras a orinar, contrae los músculos, tirando de ellos hacia arriba; mantenlos apretados durante cinco segundos y luego libéralos respirando suavemente. Repite esto diez veces.

– Contrae y relaja los músculos lo más rápido que puedas hasta que agotes o hayan pasado por lo menos dos minutos, incrementa el tiempo hasta alcanzar los diez minutos.

– Repite los ejercicios diez veces; si empezaste con repeticiones de cinco segundos, entonces aprieta los músculos durante cinco segundos, relájalos durante diez segundos y repite el ejercicio diez veces.

– Cada semana puedes aumentar el número de segundos que pasas apretando los músculos, no hay necesidad de apretar por más tiempo o de hacer más de una serie por cada sesión.

Para lograr los resultados deseados, haz los ejercicios al menos tres o cuatro veces al día; lo más interesante, es que puedes hacerlos mientras estás sentada en tu oficina, almorzando con tus amigos o simplemente te relajas en el sofá, luego de un día de trabajo.

Te recomiendo que no trates de aguantar la respiración, apretar los glúteos, tensionar los muslos ni contraer fuertemente los músculos del vientre; cerciórate de que al momento de hacerlos, la vejiga esté vacía; después de cuatro a seis semanas, verás los resultados.

Cabe señalar que actualmente existen en el mercado, unos accesorios sexuales como las bolas “Hold On To Me”, con los cuales puedes practicarlos y además te ayudan a tonificar la zona muscular interna de tu vagina.

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Marilyn Cejas

Mandamientos para disfrutar más en la cama

Del sexo placentero se habla diariamente, pero lo cierto es que muchas...
Leer más