8 Indicadores de que tu mamá es una de tus mejores amigas

Todas las mujeres tenemos una relación especial con nuestra madre que ha ido cambiando con el paso del tiempo pero que nunca dejará de ser una de las más importantes en tu vida: de niñas la veíamos como la mujer en la que queríamos convertirnos, de adolescentes podíamos pelearnos por lo anticuadas que eran sus ideas pero sabíamos que todo era por nuestro bien y ahora de adultas ella se ha convertido en nuestra mejor amiga.

Ver más: Guías de regalos para mamá en su día

¿Por qué nuestras mamás son tan especiales? No solo nos trajeron a este mundo sino que hay un vínculo único que nos une a ellas y nos hace más parecidas de lo que creemos. Estos son ocho motivos por los que tu mamá no solo es sinónimo de amor, sino también de amistad incondicional.

1. Ella es la primera persona a la que llamas cuando algo bueno te pasa
Si recibís una grata sorpresa o una buena noticia, no puedes esperar para contársela a tu mamá. Compartir nuestras alegrías con ella es algo que nunca nos cansaremos de hacer y ellas siempre nos escucharán sin importar lo ocupadas que estén.

2. No tiene pelos en la lengua
Tu mamá es una de las únicas personas de la que puedes tolerar que te diga una verdad dolorosa y te hable con la mayor honestidad del mundo aunque no te guste lo que escuchas. Eso es porque sabes que te dice las cosas no por hacerte daño, sino porque quiere lo mejor para tí.

3. Su consejo es el primero que buscas
Si tienes que tomar una decisión importante para ti o simplemente no sabes qué color de polo comprar en la farmacia, la primera persona con la quieres consultarlo es tu mamá. De alguna manera, ella tiene la capacidad de despejar tus dudas y terminas dándote cuenta que tiene razón.

4. Si te sientes mal solo quieres hablar con ella
Escuchar la voz de tu mamá del otro lado del teléfono automáticamente te hace sentir mejor y te ayuda a calmarte. Ten por seguro que, cuando llegues a tu casa, ella no tardará en aparecerse en tu puerta sin avisar para poder ayudarte personalmente.

5. No puede pasar un día sin que se comuniquen
Puedes dejar de hablar con tus amigas, tus hermanos y hasta tu papá, pero nada de eso funciona con tu mamá. Si pasa un día o dos en los que no te has comunicado con ella te sientes rara y la verdad no importa mucho si tienes o no algo que decirle, se trata del simple hecho de saber que hablaste con ella el que te hace sentir completa.

6. Es la compañera perfecta para todo
No importa si se trata de ir al gimnasio, salir de compras o ir a la bodega de la esquina, si tienes que elegir una persona para hacerlo esa es tu mamá. De hecho, a veces te sientes culpable cuando prefieres hacer lo mismo con otros y no tardas ni un minuto en contarle todo a tu mamá cuando vuelves a casa para hacerla formar parte de todo.

7. Es tu fan número uno
Tu mamá siempre estará cubriéndote la espalda cuando necesites refuerzos, apoyándote si requieres ayuda y animándote en cualquier proyecto que te propongas realizar. A ella le da igual si es algo muy complicado y nadie confía en que puedas lograrlo y esa confianza te hará sentir capaz de alcanzar todas las metas que te propongas.

8. Sus gustos son muy parecidos
Pasar el rato con tu mamá es muy divertido por la sencilla razón de que tienen el mismo sentido del humor, ven los mismos programas, comen los mismos snacks, disfrutan de los mismos libros, etc. El dicho “De tal palo tal astilla” es preciso para ustedes pero eso no implica que ambas no tengan su propia personalidad.

El Comercio de Perú/GDA

Puedes leer esta nota en Eme de Mujer Uruguay

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme