¿Es posible un embarazo con hipotiroidismo y ovarios poliquísticos?

En escritos anteriores les he hablado sobre el Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP), por mi experiencia y la lucha que tuve por más de cinco años para poder lograr un embarazo; sin embargo, hoy quiero hablarles de algo un poco más delicado y es cuando una mujer, además de sufrir de SOP, padece de hipotiroidismo (cuando la glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea para satisfacer las necesidades del cuerpo).

Ver más: Descubren la causa del síndrome de ovario poliquístico y ¡proponen una cura!

Primero que todo, cuando supe de una amiga que padece de ambas cosas, inmediatamente pensé en investigar, consultar con un especialista y por supuesto, pedirle que me contara los detalles para poder compartir su testimonio y guiar, de alguna manera a quienes están pasando por la misma situación.

He hablado muchas veces del Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP), pero para ubicarnos es necesario saber de qué se trata. Por definición es un desorden hormonal provocado por una disfunción ovárica, en palabras sencillas, nuestros ovarios no trabajan de una forma regular sino que requieren de algún tratamiento para que los óvulos puedan desarrollarse y no se queden rodeados de una pequeña cantidad de líquido; esto provoca problemas de infertilidad y por lo general se manifiesta en mujeres de 20 a 30 años, los óvulos maduros no se liberan, lo que impide salir embarazada.

Tener ovarios poliquísticos es bien complicado, siempre existe tratamiento para quien desea un embarazo (generalmente es a base de metformina) y también para quien quiere tratar el síndrome como tal (el tratamiento suele ser anticonceptivos orales).

Pues bien, Pilar Aquino, una joven de 34 años de edad, me contó por lo que está pasando y quise compartirlo con todas. Hace aproximadamente 6 años fue diagnosticada con este síndrome, en su caso para cuando pasó, no se encontraba planificando un embarazo; sin embargo, pasaron muchos años en los que sostuvo una relación estable, no se cuidaba porque el tratamiento de los anticonceptivos le generaba muchos efectos secundarios y decidió no tomarlos. Aun así, nunca quedó en estado.

“Aunque hasta ahora no me he casado hace un par de años tuve una pareja que duramos 8 años y aunque me cuidaba con anticonceptivos, algunas veces las fallaba o descansaba  algunos meses de ellas y nunca nos cuidamos… pero nunca quedé embarazada… mi pareja actual  y yo no estamos buscando bebé formalmente, pero no nos estamos cuidado y hasta ahora no he quedado embarazada. Llegamos al mutuo acuerdo si en 2 años no quedo buscar inseminación artificial”, expresó Pilar.

Pero en su caso no todo queda allí, cuando conversé con ella, quien por su trabajo ha estado por años rodeada de mujeres embarazadas y con bebés, me dijo que sentía que ya era su momento de ser madre; pero debe lidiar con otro padecimiento y es la tiroides de Hashimoto, la cual le fue diagnosticada hace 10 años.

Se trata de una enfermedad autoinmune que ataca y destruye progresivamente a las células de la tiroides, ya que las identifica como “extrañas”. Esta alteración afecta al 5% de la población adulta y es más común en mujeres que hombres. La tiroides de Hashimoto pone en peligro al embarazo y al feto, además de incidir negativamente con la fertilidad.

Ahora bien, la pregunta clave aquí es ¿Puede una mujer con esta condición y además con SOP, quedar embarazada?

Según nuestro especialista, el ginecólogo-obstetra panameño, Juan Carlos Vega Malek, ambas condiciones deben ser tratadas antes de buscar bebé, ya que las dos son causa de infertilidad.

Ante la interrogante de qué tipo de tratamiento o alternativa puede tener la paciente, indicó que “Eso depende de cómo esté hormonalmente por los ovarios poliquísticos, reguladores del ciclo menstrual, estimuladores de ovulación… Y en el caso de la tiroides se maneja en conjunto con endocrinología para tratar la disfunción tiroidea”.

Luego de recibir un tratamiento adecuado, tanto para los ovarios poliquísticos como para la tiroides Hashimoto, sí es posible quedar embarazada; gracias a Dios hay posibilidades y estas condiciones no son sinónimo de incapacidad de quedar en estado, si son tratadas si se puede lograr.

Si te sientes identificada con el caso de Pilar y te gustaría compartir tu testimonio, escríbeme acreciendoconmamapanama@gmail.com. ¡Que Dios me las bendiga!

 

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Lina Gil

Recomendaciones para combatir las causas del mal aliento

El mal aliento, medicamente llamado halitosis, puede ser consecuencia de malos hábitos de...
Leer más