Aprende a desarrollar los roles de esposa, madre y profesional

Las mujeres modernas hemos ido ganando cada vez más terreno en lo profesional y académico. Pero además seguimos siendo esposas, madres y mujeres.

Ver más: Las mamás necesitan tomar vacaciones SOLAS una vez al año, según la ciencia

Vivimos en un tiempo diferente a los que vivieron nuestras madres y abuelas. Por ello, es importante que aprendamos a combinar todos esos roles y podamos disfrutarlos plenamente.

Formar un hogar aprendiendo a desarrollar los múltiples roles de esposa, madre y profesional son ilusiones que alegran nuestra vida

Podemos amar a nuestros esposos e hijos, ser una buena profesional y a la vez tener un espacio para nosotras.

Lograr que todas las partes convivan armoniosamente en una misma mujer, es nuestro reto.

¿Podemos ser esposas y madres y al mismo tiempo profesionales, sin descuidar uno u otro rol? La respuesta es un rotundo sí. Y además podemos cuidar de nosotras mismas, en medio de tantas obligaciones. Todo se basa en el equilibrio.

Asumiendo los múltiples roles

En esa búsqueda de ser las mejores esposas, madres y profesionales nos enfocamos en lograr el éxito. Sin embargo, a veces acabamos agotando nuestras energías y vamos perdiendo el sentido de las cosas por no tener el control de muchas de ellas.

La mujer del siglo XXI tiene que aprender a establecer sus prioridades y distribuir con balance su tiempo. De esta manera podrá actuar de una forma equilibrada y, sobretodo, disfrutar de esos múltiples roles.

La mujer del siglo XXI tiene que aprender a establecer sus prioridades y distribuir con balance su tiempo

Está comprobado que para una mujer es más fácil jugar múltiples roles de una manera más eficiente que los hombres. Y no se trata de ser indispensables, sino de poner todo nuestro empeño y dedicación en cada actividad que realicemos.

Esposa, madre y profesional

Actualmente, la mujer ocupa un lugar destacado en el mundo laboral, pero al llegar a casa debe cumplir con otro rol igual de importante: ser esposa y madre.

Existen diversas formas para enfrentar ese desafío y la mujer actual posee la capacidad suficiente para vencerlo.

Es necesario aprender a conjugar ideas prácticas para lograr el equilibrio entre la vida laboral y la vida familiar. 

El rol de esposa es uno de los más difíciles que toda mujer debe afrontar. Cuando decides casarte, compartes tus sueños y metas con el hombre que amas.

El rol de esposa es uno de los más difíciles que toda mujer debe afrontar

Lo difícil es no permitir que el ser madre y profesional interfiera en tus funciones como esposa. Es muy importante encontrar tiempo para dedicarle a la pareja, sin entrar en conflicto con los demás roles.

Cuando la mujer se convierte en madre, todo cambia. Quienes han vivido el milagro de ser madres pueden entender lo que ello significa para sus vidas.

Sacrificar o posponer las metas y las aspiraciones por cuidar de los hijos constituye un acto de amor y generosidad. 

No tiene descripción la alegría que siente una madre cuando ve a un hijo crecer y convertirse en adulto. Esa sensación compensa todos los sacrificios vividos.

Tiempo para ti y tu pareja

Te damos algunas sugerencias para que las pongas en prácticas y disfrutes de tiempo libre para ti y tu pareja.

Debes estar mentalizada que el desempeñar estos múltiples roles requerirá saber adaptarse a los mismos.

  1. Aprende a diferenciar y priorizar la calidad de tiempo en la familia, en lugar de la cantidad. 
  2. Aprende a jerarquizar las tareas y prioriza aquellas que sean realmente importantes. Si al final del día no has hecho todo lo que tenías programado en tu agenda, no te agobies.
  3. Aunque pueda parecer difícil y a veces hasta imposible, saca un rato cada día para ti misma.
  4. Date tiempo para comunicarte con tu pareja y discutir situaciones que no tengan que ver con tus hijos.

Hacer deporte, pasear, reunirse con amigas o escuchar música, también tienen un gran efecto terapéutico.

Hacer deporte, pasear, reunirse con amigas o escuchar música, también tienen un gran efecto terapéutico

Trata de andar sin prisas, sin tener que pensar en tareas del hogar, en el trabajo, o en los niños.

También puedes contratar de vez en cuando a una empleada doméstica que te eche una mano.

Es muy importante que no olvides llevar un estilo de vida más sano. El estrés no solo es un problema emocional, sino que también está determinado por tus hábitos de vida.

Llevar una dieta sana, practicar actividad física y aprender técnicas de relajación te ayudará a evitar el estrés.

Apóyate en la tecnología

Existen infinidades de aplicaciones en donde podemos encontrar ideas para hacer más fácil el cumplimiento de nuestros múltiples roles.

Al utilizar estos mecanismos tecnológicos podemos empezar a vivir y disfrutar cada momento que la vida nos ofrece.

Existen infinidades de aplicaciones en donde podemos encontrar ideas para hacer más fácil el cumplimiento de nuestros múltiples roles

Estas aplicaciones podrán ayudarnos a llevar una agenda y organizar nuestras actividades diarias.

No nos esforcemos por ser perfectas, sino por ser felices con lo que hacemos. La vida consiste en disfrutar de todo lo bueno que Dios nos ha dado.

Por tanto, no importa los múltiples roles que como mujer desempeñes. Lo que importa es hacerlo bien dentro de tus posibilidades, sin exigirte más de lo que puedes hacer. Cada uno te llenará de experiencias y aprendizajes inolvidables y de esta forma harás feliz a tú esposo, a tus hijos y a ti misma.

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Lina Gil

Cómo usar correctores de colores en el make up

por Bettina Frúmboli*El mundo del maquillaje es amplio y amigable, lleno de...
Leer más