Películas para ver con mamá

¿Te preguntaste cuántas veces en la vida las mujeres se sienten madres? Y no hablamos sólo del embarazo o el momento en que los hijos se van de casa. Ser mamá no implica necesario haber tenido un hijo y puede que también se llegue a asumir un rol maternal frente a un amigo, un hermano, un colega así como en la creación de un proyecto o emprendimiento propio.

Ver más: 5 Películas para celebrar el Día de las Madres

QubitTV realizó un “manual de pelis” que demuestran que aunque “madre hay una sola”, las oportunidades de dar vida, son infinitas!

¡Dio Positivo!

La vida te ha cambiado por completo. La felicidad, el miedo y el vértigo se entremezclan en un cóctel lleno de ansiedad e ilusiones.

Pero no desesperes! Si acabas de dar a luz o de enterarte que vas a ser mamá, podés ver cómo le va a Bridget Jones en su última desopilante aventura: “El bebé de Bridget Jones” (2016). Aquí la protagonista deberá encontrar el equilibrio entre el desafío que le trae la maternidad y el poder continuar con su trabajo como exitosa productora de noticias.

Mamá “Todo Terreno”

Aunque esta sea la etapa más bella, es la más agotadora!!! Llegó la hora de cambiar pañales, aprender con tu pareja y de ti misma, enfrentar complicaciones, noches sin dormir y por supuesto, la vuelta al trabajo.

Hay algunas maneras de intentar superar el caos: la más tradicional, contratando a una niñera. Sabemos que tu ideal sería encontrarte con la mismísima “Mary Poppins” (1964), pero lo más realista en caso de no hallarla podría ser intentar invertir los roles “tradicionales”; algo que Ben Affleck ilustra a la perfección en “Padre Soltero” (2004).

También te recomendamos que te tomes un momento para reírte sin parar con Ken Scott en “Una familia Numerosa” (2013); en este momento todo vale y aunque suene difícil, hay que intentar disfrutar, porque como dice aquella canción esto “sólo se vive una vez”

Adolescentes Rebeldes

Ahora si. Todas las frases que una vez oíste y a las que no quisiste poner atención, resuenan nada más y nada menos que… en tu boca. Los niños se han hecho adolescentes y bien rebeldes, por lo que un sin fin de frases hechas, simplemente brotan de ti …

¿El Karma te ha encontrado? ¿La verdad? No. Aceptémoslo, la adolescencia de tus hijos tarde o temprano iba a llegar. Así que mejor relájate y revive aquellos momentos viendo a la inolvidable e ingenua Cher en “Ni Idea” (1995) o a las aparentemente inocentes Selena Gómez y Vanessa Hudgens en “Spring Breakers” (2012). Puede que, el recordar un poco cómo te sentías por esas épocas, te ayude a entenderlos mejor.

El nido vacío

Sea que tus hijos vayan a la universidad, consigan su propia casa o formen pareja, este es el momento de darte cuenta que has hecho un gran trabajo.

Aunque te angusties y quieras retenerlos, por favor no te conviertas en Barbra Streisand en “A toda Madre” (2012) y simplemente déjalos ser!

Para esta etapa te invitamos a ver “Mi gran casamiento griego” (2002) o “Toy Story 3” (2013). Con el tiempo ellos te agradecerán que los hayas incentivado a construir sus propias vidas.

Madre hay una sola, pero madres podemos ser todas

Pensamos en aquellas mamás a las que no siempre notamos, pero que también cumplen su rol desde otro lugar. Tías, madrinas, grandes amigas que nos cuidan o exitosas profesionales que dan luz y creatividad a sus más soñados proyectos.

Para todas ellas, no hay película más inspiradora que la de “Coco Chanel” (2008), la mujer que supo desafiar todas las normas existentes y así revolucionar la historia de la moda. Otra opción conmovedora es “Frida” (2002), donde una de las artistas latinoamericanas más significativas muestra cómo es capaz de dar vida, a través de todos sus sentidos.

Puedes leer esta nota en Eme de Mujer Uruguay

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme