Usar ropa apretada perjudica tu salud

Subiste unos kilos y la ropa te aprieta. Querés comprarte una prenda que no viene en tu talle y estás pensando en hacer el esfuerzo de usarla apretada porque como dicen “lo que es moda no incomoda”. En cualquiera de los dos casos estás tomando una mala decisión.

Ver más: Conoce los daños que puede estar haciéndote tu ropa interior

Si haces caso omiso a los avisos de tu propio cuerpo (como que la prenda te deje marcas o no puedas hacer movimientos como agacharte o estirar los brazos) tu salud puede verse perjudicada.

¿No lo creés? Esto es lo que puede pasarte:

Ayuda a tu envejecimiento celular. Si la zona que comprimen es la de la garganta y pulmones, la que se verá afectada será tu respiración diafragmática y en consecuencia llegará menos oxígeno a tus células.

Perdés agilidad mental. La falta de oxígeno llegará a tu cerebro y te costará concentrarte.

Puede favorecer el estreñimiento. Con la ropa muy apretada los intestinos no tienen la movilidad necesaria para su correcto funcionamiento.

Afecta tus tejidos. Andar por la vida apretada ayuda a que retengas líquidos. Esta situación sosteniuda en el tiempo se traducirá en celulitis.

Favorece las infecciones urinarias. Al aumentar el calor y la humedad en tu zona íntima solo favorcés a que el ambiente sea ideal para la aparición de hongos y bacterias.

Escrito por

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Lina Gil

Cómo usar correctores de colores en el make up

por Bettina Frúmboli*El mundo del maquillaje es amplio y amigable, lleno de...
Leer más