Sigue estos pasos para ser más positiva

Positive young woman stand and listen to music through headphones in room. She dance and enjoy. Model smile. She hold hand on headphone and show piece sign

Cambiar la forma de pensar 

Para ser más positivo es necesario cambiar la forma de pensar. Esta es quizá la parte más complicada porque muchos de los pensamientos negativos aparecen sin siquiera notarlos.

Ver más: Horóscopo del 2 de junio

La tarea consiste en que cada vez que identifiques un pensamiento, crítica o frase negativa la cambies inmediatamente por su versión positiva.

Escribe frases en tu teléfono como: ¨quiero ser más positiva¨y ¨será más positiva¨

Busca el lado bueno de la cosas

No ignores las cosas buenas que suceden en tu día a día, valorarlas es una de las mejores claves para comenzar a ser más positivo.

Empieza por identificar qué cosas te hacen feliz y procura alcanzar diariamente al menos 10 pensamientos positivos a lo largo del día.

Di solo cosas buenas

Halagar los zapatos nuevos de tu compañera de trabajo, felicitar a algún empleado por su desempeño o decirle a alguien que lo extrañas y quieres verlo es una manera de comenzar a interactuar con emociones positivas.

Mientras más emociones positivas despiertes en ti más positiva serás.

Evita usar en tus oraciones la palabra “No”

¿Qué situaciones despierten la negatividad?

¿Alguna vez te has perdido en un bucle de preocupación tras preocupación?

Eso se llama rumiación, que es el proceso de pensar continuamente sobre el mismo escenario oscuro. Aprender a reconocer esos pensamientos por lo que son, solo pensamientos, puede ayudarte a recuperarte.

Cuando reconocemos qué nos hace pensar en negativo podemos cambiar ese hecho a nuestro favor. Muchas veces pensamos que pasará lo peor en una situación que no podemos controlar.

Entonces lo mejor en esos casos es conservar la calma y esperar que pase lo que tenga que pasar.

Si por el contrario tenemos la oportunidad de hacer algo para evitar que pase lo peor, entonces lo ideal es:

-actuar inmediatamente y no ensimismarse en malos pensamientos-

Asimismo, muchas veces una persona nos cae mal de forma gratuita, quizá comenzar a tratarla más te permitirá descubrir que tiene, como cualquier ser humano, grandes virtudes.

Disfruta el aire libre

Pasar tiempo en la naturaleza ha demostrado impulsar el pensamiento positivo.

Si salir a dar un paseo no es una opción, intenta agregar más plantas alrededor de tu lugar de trabajo o incluso ver escenas de la naturaleza en YouTube cada vez que se acumule la ansiedad o el estrés.

En un estudio, las personas que vieron una película que provocaba estrés fueron expuestas más tarde a tomas de la naturaleza o de la vida urbana.

¿El resultado? Aquellos que pasaron tiempo mirando la belleza de la madre naturaleza se recuperaron del estrés más rápidamente.

Visualiza el éxito

Para ser más positivo, comienza por proyectar tu futuro: imagínate exitosa.

Piensa en lo feliz que serías haciendo ese viaje que siempre has querido. Plantéate cambiar de trabajo, haz algo que te haga feliz.

La envidia y el estrés 

Las emociones negativas son productoras masivas de pensamientos negativos. Deja de ver más verde el pasto del vecino, todas las personas y familias tienen sus problemas, no maximices los tuyos ni te victimices ante la aparente y maravillosa vida de los demás.

Una manera de drenar el estrés es hacer ejercicios, ayuda a que tu cuerpo produzca endorfinas (hormona del bienestar).

Vive el presente

Cuando mires al pasado que sea solo para aprender, crecer y fortalecerte, nada de lamentos. Vive cada día enfocada en que es una oportunidad más para cambiar tu manera de pensar y hacer que las cosas funcionen mejor dentro y fuera de ti.

Por lo tanto, no importa cuántas veces lo hayas intentado, todos los días puedes comenzar a ser más positiva.

Sonríe 

Cuando sonreímos se estimulan los músculos de los cachetes, los cuales producen una sensación automática de bienestar, inclusive si la risa es fingida.

Elige un mantra

Puede parecer extraño al principio, pero hablar con uno mismo es un truco fácil que puede ayudar.

A menudo somos más duros con nosotros mismos de lo que nunca seríamos con alguien más. Así que habla contigo mismo como lo harías con tu mejor amiga.

Comienza una práctica diaria de gratitud

Las investigaciones demuestran que expresar gratitud puede aumentar la alegría. Lo que a su vez puede aumentar la gratitud.

Comienza simplemente anotando tres cosas por las que está agradecido cada día.

Ciertos estudios que señalan que esta intervención, y otras similares, como escribir una carta a alguien que ha sido particularmente amable contigo, aumenta la felicidad.

Para ser más positiva trata de: 

-sonreír, te ayudará a desprenderse de actitudes negativas por más tiempo-

Nota: Eme de Mujer USA

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Marilyn Cejas

Lo que pasa durante el primer año de relación que te dirá si durará

El primer año de la relación es dulce y romántico, pero también...
Leer más