Síntomas del cáncer de piel que no puedes observar

En la mayoría de los casos (99 de cada 100), el cáncer de piel es claramente visible en la parte externa del cuerpo (un lunar raro, una herida, etc.). Sin embargo, cada regla tiene su excepción, y el cáncer no es diferente.

Ver más: Estos síntomas pueden indicar que padeces de cáncer

Por supuesto, el melanoma avanzado podría (dependiendo de su locación) causar dolor, dolores de cabeza y otros síntomas no relacionados con la piel. Pero para llegar a ese punto, ya deberías de tener un tumor o una herida en la piel. Definitivamente no es algo que no notarías.

De lo que quiero hablarles hoy es de las raras excepciones en donde los síntomas no relacionados con la piel, pueden ser tu primer pista de cáncer de piel.

Bolitas debajo de la piel

No puedes verlas, pero si sientes bolitas debajo de la piel, especialmente en áreas como la vagina, axilas o cuello, puede ser un indicador de cáncer de piel que se ha esparcido a los nodos linfáticos.

No es común, pero hay situaciones donde el sistema inmune se hace cargo del lunar primario o lesión de piel, a pesar de que el cáncer ha hecho metástasis. Así que el cáncer empezó en tu piel… pero jamás lo viste.

Dolor abdominal

Junto con los nodos linfáticos, el melanoma puede expandirse al hígado. Si esto sucede, puedes experimentar dolor en el cuadrante superior derecho del abdomen. Este tipo de dolor está relacionado con otras condiciones de salud, así que no te asustes. Consúltalo con tu doctor.

Problemas para respirar

Una vez que el melanoma haya hecho metástasis, puede expandirse hacia tus pulmones. Si esto sucede, puedes presentar falta de aire o una tos persistente. Si estás experimentando estos síntomas, lo más posible es que no sea melanoma, pero NO te quedes con la duda.

Dolor en articulaciones

Junto con los nodos linfáticos, pulmones e hígado, tus huesos es otro de esos lugares donde puede expandirse el melanoma, sin importar que no tengas síntomas en tu piel. Si ese es el caso, podrías experimentar artritis. Si al final del día tienes síntomas raros e inexplicables, acude con tu doctor.

Visión borrosa

El melanoma empieza en los melanocitos, células que producen pigmento, encontradas principalmente en la piel. Sin embargo, estos melanocitos también pueden encontrarse en los ojos y otras partes del cuerpo, así que en los casos más raros, el primer síntoma puede ser visión borrosa, especialmente si desarrollas melanoma en o alrededor de las células de los ojos,

Retortijones

El melanoma es una de tantas enfermedades que ocasionan síntomas relacionados con problemas intestinales. Tu tracto gastrointestinal, así como tus ojos, contiene melanocitos, así que también puede esconder un melanoma. Diarrea, estreñimiento, cólicos y dolor, todos son posibles.

Por Andrea Bouchot

Puedes leer esta nota en Eme de Mujer México

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme