AEH, una peligrosa enfermedad que puedes tener sin haberte dado cuenta

Esta peligrosa enfermedad ataca a 1 cada 50.000 personas en el mundo por lo que es muy complicado de diagnosticar, además que regularmente es confundida con una simple alergia.

Ver más: Conoce las enfermedades más comunes de los perros

Los angioedemas hereditarios (AEH) se encuentra en la lista de las Enfermedades Poco Frecuentes (EPOF), ya que pocas personas en el mundo llegan a padecerla. Aquellas pacientes que tienen esta afección pasan de clínica en clínica en busca de un resultado certero, pero pocos consiguen uno.

Esto no ocurre por el conocimiento del especialista, sino que es muy fácil de confundir con una alergia, un cólico o una apendicitis. Esto dificulta su diagnóstico y muchos de los afectados terminan recibiendo cirugías innecesarias.

LA PELIGROSA ENFERMEDAD QUE ES CASI IMPOSIBLE DE DIAGNOSTICAR
La AEH es una patología hereditaria que se presenta cuando el organismo no genera la proteína inhibidor de la C1 esterasa (C1INH), responsable de la regulación del sistema del complemento. Esto ocasiona que se libere bradiquinina, sustancia que causa los angioedemas.

Los principales síntomas de esta rara enfermedad son hinchazón o edemas en diversas partes del cuerpo, que afectan a la piel, mucosas y órganos internos consiguiendo resultados fatales para las personas. También se presentan dolores estomacales, todo esto altera por completo la calidad de vida de los afectados por no saber exactamente lo que padecen.

La AEH es una enfermedad que se transmite de generación en generación, es decir que si uno de los padres la tienen sus hijos tendrán un 50% de probabilidades de presentarla. Aquellos pequeños que no la padezcan no la transmitirán a su descendencia.

Lo peligroso del asunto es que los hombres y mujeres que estén afectados de esta enfermedad, llegan a presentar los primeros síntomas después de 20 años.

Cuando se generan los episodios de AEH pocos doctores saben qué hacer exactamente, ya que son impredecibles, variables y llegan a durar entre 2 a 5 días. Los síntomas se complican cuando el paciente presenta inflamación en la laringe lo que impide el paso de aire, ocasionando que la persona se asfixie.

“La experiencia en el mundo, así como en nuestro grupo de pacientes, demuestra que la mortalidad de la enfermedad disminuye dramáticamente cuando se establece el diagnóstico correcto y se prescribe el tratamiento correspondiente. También mejora la calidad de vida de los pacientes frente a episodios cutáneos y abdominales”, explicó Alejandro Malbrán, especialista en Alergia e Inmunología e Investigador Clínico del CONICET.

Esta peligrosa enfermedad solo se puede tratar con una medicación específica, debido que no responde a ningún tipo de fármaco antialérgicos, antihistamínicos ni de adrenalina.

Puede que se vea como algo mortal, pero afortunadamente se están realizando grandes avances con la AEH. Esto facilitará su diagnóstico y sus tratamientos, lo que ayudará a los pacientes en tener un estilo de vida saludable y mucho más cómodo.

Por Yessica Mardelli

Puedes leer esta nota en Eme de Mujer USA

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme