Primeros cuidados del bebé – Mamá primero

Cerrando la serie de Primeros Cuidados del bebé deseo brindarte uno de los consejos más útiles que puede darle una madre a otra. El cuidado de mamá es primero. Seguido te brindaré consejos para asegurar tu bienestar durante este proceso de cambios constantes en los que muchas veces decidimos dejarnos de última prioridad sin darnos cuenta las negativas que esto implica. Ya que si tu como mamá, como pilar, como centro y mundo de tu bebé, no te encuentras bien, es difícil que a tu alrededor las cosas estén bien.

Ver más: Primeros cuidados del bebé - Visitas

Quiero empezar a aplaudirte por este nuevo rol que inicias el ser madre y a pedirte tres cosas:

  1. Vive un día a la vez.
  2. Disfruta más y deja las exigencias atrás.
  3. Comunica tus necesidades y pensamientos.

Luego de seguir estas reglas de oro te invito a cuidar de los siguientes puntos, teniendo claro cuáles son tus necesidades diarias:

Descanso

Es una realidad que el nivel de descanso en comparación a un antes y un después es totalmente diferente, no obstante, esto no quiere decir que debes estar agotada 24/7. No te des por derrotada sin haber librado la batalla. Todos los bebés son distintos y la frecuencia de demandas también lo son. Todas las madres son distintas y el tiempo de descanso requerido también lo es. Siempre recuerda que la naturaleza es sabia y siempre hay una manera de hacer las cosas y por esto siempre es posible tener un sistema que funcione. Factores como el tipo de ayuda que dispongas y la cantidad de bebés que tengas pueden variar este sistema. Sin embargo, el tener un sistema que te funcione inicia con las mismas 3 preguntas:

  • ¿Qué cantidad de horas de sueño requiero a diario?
  • ¿Qué puedo hacer para tenerlas?
  • ¿Cómo puedo asegurar un descanso pleno en este periodo?

Una vez tengas estas respuestas es cuestión de hacer la prueba hasta que sea una realidad. Toma en cuenta la importancia de esta acción para que veas su prioridad.

Al estar descansada:

  • Tus sentidos estarán más alerta.
  • Tu recuperación será más rápida.
  • Tus hormonas se estabilizarán más rápido.
  • Tus emociones estarán más en sintonía.
  • Rendirás más en tu día.
  • Disfrutarás más cada momento.

Recuperación

Ya sea un parto natural en todas sus modalidades o una cesárea, ambas opciones requieren de una recuperación, la misma dependerá mucho de como fue el parto, de tu estado físico y de la ayuda que le brindes a tu cuerpo para que sea efectiva.

En mi caso ambos partos fueron por cesárea, y me indicaron que esto significaba un proceso más lento y con mayores cuidados preventivos que un parto natural. Es normal que nos sintamos súper mamás y que creamos que podemos dar esa milla extra con nuestro cuerpo a pesar de lo indicado. Hoy quiero invitarte a no hacerlo. El tomar las instrucciones médicas con la seriedad que ameritan es algo que muchas decidimos filtrar por un sentimiento momentáneo de bienestar. En este caso deseo recordarte que muchas de las afectaciones por mal cuido no aparecen inmediatamente y en el peor de los casos, considera que un mal cuidado puede implicar el tener que separarte de tu bebé. Y lo digo no para ser fatalista, si no para poner en perspectiva como el no cuidarte puede resultar en afectar a tu bebé directamente.

Alimentación

Tu alimentación es una herramienta en muchos aspectos. Es una ayuda muy necesaria para ti en muchas áreas como:

  • la lactancia
  • tu recuperación
  • la inflamación
  • tu energía
  • el balance hormonal
  • tus emociones

Brindarte una lista de alimentos sería una irresponsabilidad de mi parte ya que desconozco tu perfil, lo que sí puedo decirte es que existen alimentos que ayudan a desinflamar el cuerpo, a aumentar la producción de leche materna, a mantenerte energizada, y a balancear tus hormonas y que estos en su mayoría son frutas, vegetales, raíces y tubérculos. Mi consejo es que comas conscientemente, con la frecuencia adecuada, la cantidad adecuada y sabiendo para que puede hacer ese alimento por ti. Investiga, utiliza expertos y has que cada bocado valga.

Sí, es cuestión de organización, sí, pueda que requieras ayuda, sí, una opción es dejar todos tus snacks, alimentos y bebidas pre hechas, otra es adquirirlas mediante servicios de alimentos saludables.

Otro punto igual de importante y relacionado a tu alimentación es la lactancia. Durante la lactancia muchos expertos sugieren que tus alimentos deben ser monitoreados, y muchas veces es útil disponer de una bitácora para poder dar seguimiento a cualquier molestia que pueda surgir en el cuerpo de tu bebé.

Hidratación

Una opción super des complicada y adecuada para los primeros días y meses para mantenerte hidratada es relacionarlo directamente con la alimentación de tu bebé.  Cada vez que tu bebé come, tú te hidratas. Cada que cambias el pañal tú te sientas en el baño. Sencillamente práctico y adecuado para el tipo de hidratación que debes llevar en este periodo.

Al momento de dormir mantén cerca de tu cama la mayor cantidad de agua posible ya que la tendencia de tener sed durante la noche es alta y su frecuencia igual.

Cosas que debes evitar:

  • Permitirte sufrir de sed.
  • Tomar “toda el agua que necesitas” en una sola sentada.
  • Sentirte mal si no puedes buscarla y la solicitas constantemente.
  • Retener las ganas de orinar.
  • Retener las ganas de evacuar.

Aspecto

Vístete, arréglate y consiéntete enteramente y plenamente para ti. Mírate a diario en el espejo y disfruta hacerlo. Vive y experimenta los cambios que te trajo el periodo de embarazo y planifica las acciones que harás para dirigir los cambios siguientes de tu cuerpo a tu gusto. Consulta con tu médico que opciones tienes y en qué tiempo puedes implementar lo que deseas hacer, la frecuencia o intensidad y ponte en acción. Tener una meta personal, un objetivo completamente tuyo en este momento es motivador y energizante.  Muchas veces el vernos bien nos hace sentirnos bien, al igual que sentirnos bien nos permite vernos bien.

Emociones

Una lluvia de emociones puede inundarte en cualquier momento o una montaña rusa de emociones puede ser una constante en tu experiencia diaria. Esto se debe a los cambios físicos que estas experimentando y como tal quiero invitarte a administrarlas. Es un proceso de cambios constantes para reajustar las hormonas que vive tu cuerpo lo que te lleva a este viaje emocional. Llora cuando lo necesites, pero busca reírte cuantas veces puedas. Crea un sistema de recordatorio que te permita mantenerte agradecida por esta experiencia que estás viviendo y vive, disfruta, saborea y atesora todos los momentos, tuyos como madre, de tu bebé, de tu familia y de tu vida. Y desahógate, comparte tus alegrías y tristezas. Puedes usar también comunidades de apoyo y/o hablar, escribir, pero no dejes de sacar todo de adentro.

Por último, en el tema de las emociones, debo recordarte que es un hecho que tu bebé es empático por naturaleza y más aún contigo. Por lo que es totalmente natural a que reaccione a cómo te sientes. Si te sientes estresada es probable que tu bebé llore más o esté más necesitado de ti, cosa que refleja un ciclo vicioso de tensión hasta que alguien interceda o decidas cambiar. Toma esto en cuenta para ver la prioridad de este punto.

Relaciones

Tus relaciones personales son importantes en estos momentos, con tu pareja, con tu familia, con tus amistades. Evita a toda costa aislarte. Es relevante mantenerte comunicada, lo que vives, lo que sientes, lo que necesitas. La comunicación afectiva y efectiva debe ser reforzada en estos momentos de cambios y nuevas experiencias.

Te invito también a que consideres que el cambio lo están experimentando todos en tu hogar y esto debe permitirte no solo una tolerancia contigo sino también con las personas a tu alrededor, con tu pareja. Te recomiendo que nunca esperes respuestas sin haber realizado la consulta, nunca asumas acciones sin haberlas solicitado claramente.

Espero mis experiencias y consejos sean útiles para ti. Gracias por leerme, te agradecería mucho si dejas tus comentarios de experiencias y punto de vista.

Por último, te exhorto a consultar con tu médico cada punto sugerido, subrayando que el seguir alguna de las recomendaciones indicadas será únicamente bajo discreción propia.

Por Khaly Verdurmen – fundadora del Club Mummy´s Tips

Publicidad

Comments

comments

Escrito por
Más de Equipo Eme